La Asociación de Operadores de Turismo en el Parque Nacional Marino Ballena, nace a raíz de la necesidad de estar organizados, para mejorar la operación de los tours y la calidad del servicio ofrecido, y  enfrentar diversas situaciones críticas que afectan la operación de los tours, en cuanto políticas de estado hacia el manejo de las áreas protegidas y al estar trabajando dentro de una área protegida estar unidos para apoyar en la gestión de la misma.

Empresas locales

Otra situación fue la de  proteger a los operadores de turismo marino y que fueran únicamente de las comunidades de la zona de influencia del Parque y que no se metiera la inversión extranjera en esta actividad.  De momento hay un total de 17 empresas de operación de tours en el área marina, pero en total en la asociación hay 40 asociados.

Hemos tratado de modelar una economía basada en la conservación de los recursos marinos y el desarrollo y fortalecimiento de nuestra organización y la comunidad.

 De la pesca al turismo

La gran mayoría de operadores de turismo de ballena, fueron pescadores. Hace aproximadamente unos 14 años había un par de estos pescadores que daban un servicio incipiente de tours. Es a raíz de un curso internacional para el desarrollo de turismo de avistaje de ballenas, esos pescadores artesanales que ofrecían tours decidieron ir a Bahía Drake a participar en esa actividad. Aunque se asistió a esta actividad la idea de ofrecer tours para el avistamiento de ballenas se veía como una oportunidad poco factible. Finalmente entre los años 2002 y 2004 la actividad en Bahia Ballena fue tomando forma, y fue en el 2005 cuando esto se volvió un boom comercial, de ahí en adelante se dio a conocer la comunidad de Bahía Ballena y el Parque Nacional Marino Ballena a nivel internacional como un sitio importante en el avistamiento de cetaceos.

 Turismo sostenible

En el 2010 se diseño en conjunto con Fundación Keto y Conservación Internacional un sistema de buenas prácticas conocido como SEA STAR SYSTEM. Además se realiza un monitoreo biológico participativo para generar datos científicos que luego se comparten con diferentes organizaciones.